Mamoplastia Cirugia de senos Barranquilla Soledad Malambo Sabanalarga

Mamoplastia 

Cirugia de senos

 

Tipos capsulares periprotésicos Durante las décadas de los procedimientos de aumento mamario, se han descrito varias posibilidades relacionadas con la interacción entre los tejidos y los implantes mamarios, en situaciones a corto y largo plazo [5, 6, 10, 17–19, 34–45]. En este momento, tenemos pacientes que usan una gran cohorte de implantes de silicona, desde los primeros modelos con silicona firme hasta los últimos modelos relacionados con la cubierta, el contenido y la forma. Esto ha sido realizado por diferentes cirujanos, utilizando diferentes técnicas, en diferentes modelos de pacientes. Ser visto por su propio cirujano 10 años más tarde es una necesidad (para el paciente), ser visto por su propio cirujano 20 años después es un honor (para el cirujano) y ser visto por su propio cirujano 30 años después es ¡Una bendición de Dios (para ambos)! Todos estos casos entran y salen en esta masa en expansión de los titulares de implantes, y algunos médicos toman “muestras” para estudios clínicos o pruebas de laboratorio, tratando de tener una imagen de lo que está sucediendo dentro. Debido a esta razón, es difícil y no se recomienda tomar decisiones finales o definitivas basadas solo en varios documentos. Cuando se trata de la literatura, para comprender la complejidad de este proceso, debe leer mucho, lo cual es casi imposible. A medida que lea más, será necesario aclarar o analizar más detalles. Ante esta situación, los autores en un momento hicieron un alto en la investigación de la literatura, “congelando” las ideas y se dirigieron a su propio patio, con más de 1,300 procedimientos de aumento de senos realizados con fines estéticos en 650 casos en 13 años, por El mismo cirujano, utilizando solo implantes texturados. En la serie de 650 casos, se utilizaron 156 implantes texturizados rellenos de solución salina silimed, 268 implantes anatómicos texturados con euroilicona y 876 implantes anatómicos de mentor CPG con superficie texturizada. Hubo 47 casos con cirugía secundaria (7,23%) por diferentes motivos: en 17 casos los pacientes tuvieron un sangrado postoperatorio temprano (2,6%), en 12 casos (1,8%) los pacientes querían cambiar por un volumen mayor, en 9 casos ( 1,3%) los autores cambiaron los implantes rellenos de solución salina por implantes texturizados de gel de silicona por razones estéticas, y en 10 casos (1,5%) los pacientes tenían un seroma tardío clínicamente silencioso. La cantidad de líquido de tipo sinovial varió de 10 a 200 ml. Solo en un caso que representa el 0,15% tuvimos un seroma bilateral agudo a los 10 años de la implantación. Combinando la literatura y la experiencia de los autores, se creó una red con directrices sobre la forma de evaluación de la interacción del implante y el tejido, red donde los autores pueden encontrar un lugar para cada caso individual. Se abordó el tema desde tres puntos de vista: 1. “Actitud” de la superficie del implante hacia los tejidos circundantes y la “actitud” correspondiente de la cápsula del tejido hacia el implante, con tres categorías 2. Aspecto de la cápsula del implante íntimo, con tres etapas 3. Cápsula periprotésica, con tres tipos En cuanto a la “actitud” de la superficie del implante hacia los tejidos circundantes (Tabla 13.5), se observó que puede ser amigable (aceptado, con una cápsula de cuerpo extraño delgado) y bioquímicamente irritante (liberando cuerpos extraños, como sílice, generando una inflamación reacción (local o sistémica), tiene movimientos pequeños y suaves (estimula la metaplasia sinovial en superficies blandas), o es mecánicamente abrasivo debido a su textura, generando un hematoma temprano (separando los coágulos vasculares de los tocones coagulados), hematoma tardío (rompiendo nuevos vasos de la cápsula del tejido), o seroma tardío (iniciando la metaplasia sinovial villonodular cuando el implante se enfrenta a los cartílagos condrales). Como resultado, se definieron tres categorías de “actitud” de la cápsula de tejido (Tabla 13.6): categoría “A” (amigable, que corresponde clínicamente a la cápsula de Baker I; Fig. 13.1), categoría “B” (irritante, espesa, que corresponde clínicamente a Cápsula de Baker II-IV; Fig. 13.2) y categoría “C” (Fig. 13.3) con metaplasia sinovial, que genera seroma tardío, hematoma tardío o seroma agudo. La metaplasia sinovial se observa fácilmente en el lado condral de la bolsa en comparación con la cápsula cercana de aspecto normal en la pared muscular (fig. 13.3) en el aumento mamario retrofascial, lo que prueba el efecto abrasivo de los implantes texturados. El mismo efecto se puede ver también en el aumento mamario retropectoral, donde las partes anatómicas condrales de las costillas están mucho más expuestas a la superficie texturada del implante (Fig. 13.4). Incluso en pequeñas cantidades, se pueden encontrar fluidos similares a los sinoviales en estos casos (Fig. 13.5). Este fluido tiene un color amarillento y baja viscosidad y es turbio. Contiene ácido hialurónico secretado por las células de fibroblastos de la cápsula de metaplasia sinovial y el líquido intersticial filtrado del plasma sanguíneo. El líquido contiene células inflamatorias (linfocitos, plasmocitos, neutrófilos y macrófagos) y, a veces, eritrocitos. En los casos con metaplasia sinovial hemorrágica villonodular (fig. 13.6), el líquido intracapsular puede tener un color rojizo (fig. 13.7). Los autores observaron que las propiedades fisiopatológicas de las metaplasias eran similares a las de las sinovitis proliferativas que se producen alrededor de los implantes ortopédicos. Las membranas capsulares mamarias y las membranas sinoviales (sinovitis villonodular) son similares en las apariencias histológicas, histoquímicas e inmunohistoquímicas [52-57]. El análisis histológico de la cápsula de tejido en la actitud más agresiva contra los tejidos muestra metaplasia sinovial con hiperplasia vellosa proliferativa en la superficie que enfrenta el implante texturizado con reacción intersticial hemorrágica y con nuevos capilares en el estroma (Fig. 13.17). Los detalles sobre la metaplasia sinovial con un aumento mayor demuestran tres capas: la íntima con el depósito de fibrina; vainas celulares (subintima), que constituyen diferentes capas de células mononucleares y multinucleares; y capa profunda con haces de colágeno y capilares nuevos (Fig. 13.18). El examen histológico de la cápsula parietal puede mostrar un amplio espectro de posible aparición histológica, desde una metaplasia sinovial incompleta hasta una completa. Básicamente se han observado dos tipos de células, las células tipo A y las células tipo B, diferenciadas por cantidades variables de vacuolas citoplasmáticas, vesículas pinocitóticas y retículo endoplásmico rugoso [58-60]. En estudios recientes se ha sugerido que las células tipo A derivan de la médula ósea y las células tipo B de células mesenquimales locales [60, 61]. Los estudios inmunohistoquímicos demuestran que las células de tipo B (positivas para vimentina) son las más abundantes en las formas incompletas de metaplasia sinovial, ya que las células de tipo A son típicas de la forma completa de metaplasia sinovial (positiva para las proteínas CD-68 y S-100) como se muestra en la Tabla 13.9 y en las Figuras 13.19, 13.20 y 13.21, de casos personales. Conclusiones Todos los implantes mamarios representan un cuerpo extraño e inducirán una reacción tisular. Toda reacción tisular es naturalmente un comportamiento protector de los sistemas biológicos y la cápsula es parte de esta reacción. La reacción de la cápsula depende de las propiedades del implante. El sangrado de silicona aumenta la reacción inflamatoria crónica. La reacción inflamatoria sistémica puede detectarse en pacientes genéticamente predispuestos a una mala cicatrización o enfermedades autoinmunes. Las cápsulas de implantes suaves tienen más probabilidades de estar involucradas en la contractura capsular. Las cápsulas de implantes texturadas inducen metaplasia sinovial en la cápsula del tejido, y las metaplasias sinoviales generan una formación de líquido sinovial con una incidencia en el rango de aproximadamente 1 a 2%. El seroma tardío puede ser asintomático, asociado o reactivo. Todos los casos de seroma silenciosos pueden convertirse repentinamente en un “seroma tardío reactivo”. En estas circunstancias, se pueden hacer varias recomendaciones para los fabricantes: encontrar la superficie de implante mamario más amigable, encontrar la porosidad correcta del protector del implante, para satisfacer la contracción capsular / Metaplasia sinovial / reacción inflamatoria, para disminuir al mínimo el sangrado de silicona y garantizar una vida más larga para el dispositivo. Mamoplastia | Mamoplastia Barranquilla | Cirugia de senos Barranquilla | Aumento de senos Barranquilla | Mamoplastia anestesia local Barranquilla | Mamoplastia precios | Cirugia de senos | Aumento de mamas | Mamoplastia Soledad | Cirugia de senos Soledad | Aumento de senos Soledad | Mamoplastia anestesia local Soledad | Mamoplastia Soledad | Cirugia de senos Soledad | Aumento de senos Soledad | Mamoplastia anestesia local Soledad | Mamoplastia Malambo | Cirugia de senos Malambo | Aumento de senos Malambo | Mamoplastia anestesia local Malambo | Mamoplastia Colombia | Mamoplastia sabanalarga | Cirujano plastico mamoplastia | cirujano plastico cirugia de senos | cirujano plastico aumento de senos

 

mamoplastia barranquilla

mamoplastia soledad

mamoplastia malambo

mamoplastia sabanalarga